piel-seca-uzza-skincare

¿Piel seca? ¡cinco cosas que debes saber!

1. Seca y deshidratada no es lo mismo

Tener la piel seca no es lo mismo que tener la piel deshidratada, a menudo estos dos términos se emplean equívocamente y muchas veces acabáis comprando cremas para pieles deshidratadas cuando lo que buscáis son cremas para pieles secas, y viceversa. Para poder entender bien cuáles son las diferencias, veremos primero lo que realmente significa tener la piel deshidratada y lo que implica tener la piel seca. 

Una piel deshidratada suele tratarse de un estado de la piel y no de un tipo de piel (en este post hablamos sobre la diferencia entre estados de la piel y tipos de piel). Una piel deshidratada carece de agua. Esta deshidratación hace que la piel se vea tensa, con poca luminosidad, enrojecida y plana debido a la deflación de las células de la superficie. Las pieles se deshidratan por factores como el clima, la contaminación, el estilo de vida, la dieta y/o el consumo de cafeína.

A diferencia de las pieles deshidratadas, las pieles secas carecen de grasa. La falta de sebo (lípidos) de las pieles secas hace que la piel no pueda retener la humedad y construir una fuerte barrera para protegerse de los elementos externos y esto lleva a la piel a aparecer escamosa, áspera, agrietada y con poca flexibilidad. Esta no es una condición temporal, sino que se considera un tipo de piel que tiende a ser más permanente.

 

2. Tu piel puede ser grasa y estar deshidratada

Como acabamos de ver, una piel deshidratada no es una piel seca. Sin embargo, una piel puede estar deshidratada y ser grasa, mixta o normal. ¿Pero como? debes estar pensando, ¿esto no es contradictorio? Pues no, lo que ocurre en muchos casos es que las pieles se vuelven grasas debido a la deshidratación que sufren, así es: tu piel puede estar produciendo grasa en exceso para compensar la falta de agua. 

3. Tu acné puede venir de tener la piel seca

Cuando el manto lipídico y el microbioma de nuestra piel está en desequilibrio, se genera un deficit de lípidos en nuestra piel y es entonces cuando aparecen los claros síntomas de una piel seca. Como ya hemos visto, las pieles secas también pierden agua ya que la falta de lípidos hará que no terengamos la hidratación de la piel. Durante este proceso, el pH de nuestra piel también sufre, haciéndonos susceptibles a infecciones de bacterias causantes de acné. La piel, como respuesta empezará a generar lípidos en exceso para combatir este desequilibrio. Esto es lo que hace que muchas personas con acné crean que su piel es grasa, cuando lo que ocurre es que la piel está seca y deshidratada. 

piel seca uzza skincare

4. No estás siguiendo el tratamiento adecuado

Saber qué tipo de piel tienes y en qué estado está es clave para seguir un buen tratamiento y ser eficientes con nuestras rutinas de belleza. En muchas ocasiones, compráis cremas para pieles secas (con alto contenido en lípidos) para vuestras pieles deshidratadas. Tras unas semanas de aplicación, veis que vuestra piel empieza a reaccionar con granitos u otras imperfecciones y os alarmáis desconfiando de la marca o del producto que estáis utilizando. ¿Cuántas veces habéis oído “¡no compres productos de tal marca, que a mi me han causado acné!”? El problema está en que has utilizado un producto que tu piel no necesitaba. Y es que si aportas lípidos a una piel deshidratada que no presenta un déficit de sebo, puede acabar causándote acné. 

5. Ingredientes que debes evitar si tu piel es seca

  • Alcohol: intenta evitar productos cosméticos que contengan altas cantidades de alcohol ya que este es un ingrediente cosmético que seca e irrita la piel, además de ser un desencadenante común de eczema, rosácea y psoriasis.
  • Fragancias: a menudo se añaden fragancias sintéticas y/o naturales para potenciar el olor del producto cosmético, pero para las pieles secas o sensibles, las fragancias son ingredientes irritantes. 
  • Ácido glicólico: el ácido glicólico es un exfoliante químico utilizado generalmente para reducir los puntos negros y los poros obstruidos. Si tienes la piel seca, no necesitas ácido glicólico en tus fórmulas cosméticas.
  • Ácido salicílico: este ingrediente se encuentra generalmente en los productos para el cuidado de la piel que se recomiendan a personas con piel grasa y propensa al acné. Si tu piel es seca, mantente lejos del ácido salicílico, porque puede producirte mayor sequedad.
¡Realiza nuestro diagnóstico facial gratuito para saber qué tipo de piel tienes!

Imágenes por nobody’s studio 

    This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.