Belleza y cosmética waterless

Últimamente hemos oído hablar mucho de cosméticos waterless o productos de belleza libre de agua. Aunque el sector agrícola sigue siendo el que presenta un mayor gasto de agua, la industria de la belleza y los cosméticos es un contribuyente cada vez mayor. A medida que el sector va creciendo, el uso de agua también, a pesar de que cada vez haya más presión sobre las marcas de belleza para crear soluciones sostenibles no todas las marcas cosméticas responden a esta demanda. Basta con que vayáis a vuestros baños y leáis los ingredientes de vuestro champú, crema facial o vuestra limpiadora. A menudo os encontraréis con que la palabra “aqua” aparece como el primer ingrediente de la fórmula cosmética. Cuando esto ocurre es porque se utiliza como base, convirtiéndose en el 70%-80% de vuestro producto de belleza. Esto es así porque el agua es un ingrediente mucho más económico que otros ingredientes cosméticos, y hace que el producto final sea más rentable de producir. 

Motivos por los que reducir el uso de agua en fórmulas cosméticas es una buena idea:

  • Los productos de skincare que contienen agua como base, te hacen más mal que bien. Tu piel segrega naturalmente aceite para ayudar a protegerse de los elementos no deseados y para suministrar antioxidantes y vitaminas a las capas más externas con el fin de mantener la piel hidratada y fuerte. Desafortunadamente, con tanta contaminación, nuestros poros se obstruyen todos los días con partículas que obstaculizan los efectos de esos aceites naturales, lo que hace que la necesidad de utilizar limpiadores faciales para eliminar la acumulación de suciedad y permitir que la piel respire sea más vital que nunca. El problema de la gran concentración de agua en los productos de belleza para el cuidado de la piel y el cabello es que contrarrestan la capacidad de autorregulación de la piel. Como resultado, tu piel podría empezar a producir más grasa y podrías terminar con la piel grasa. Así es: los productos de belleza con base aquosa van a eliminar tu barrera natural de aceite, porque a medida que el agua se evapora se lleva los aceites naturales de la piel.
  • Cuando el producto cosmético contiene la misma cantidad de agua y de aceite, se añade un emulsionante para que se mezclen. Los emulsionantes más utilizados son el alcohol cetílico, el oleato de sorbitán, el alcohol estearílico, el ácido esteárico y la trietanolamina. En los productos cosméticos espumantes como el champú, suele estar presente el sulfato de laurel de sodio. Si has leído nuestro post «La guía INCI para amantes de la cosmética» ya sabrás que estos son ingredientes a evitar.
  • Analiza las etiquetas de tus productos cosméticos y prepárate para darte cuenta de que los 50€ gastados en aquella crema facial que prometía milagros es prácticamente agua. Por desgracia, muchas marcas de cosméticos siguen la regla de reducir costos y utilizar la marca y el respaldo de las celebridades para elevar el precio.
  • El agua es el nuevo lujo. El agua limpia y fresca es un recurso limitado. Mientras que casi el 70% de la Tierra está compuesta de agua, muchas partes del mundo sufren de escasez de agua limpia. Conservar el agua significa usar nuestro suministro de agua de manera sabia y ser responsable. 
  • Mientras luchas por un uso moderado del agua en belleza, también deberías tener en cuenta que hoy en día, miles de millones de personas siguen viviendo sin agua potable: sus hogares, escuelas, lugares de trabajo, granjas y fábricas luchan por sobrevivir y prosperar. Los grupos marginados -mujeres, niños y niñas, refugiados, pueblos indígenas, personas con discapacidad y muchos otros- son a menudo pasados por alto, y a veces sufren discriminación, cuando tratan de acceder y gestionar el agua potable que necesitan. 

No os dejéis engañar por las marcas que se definen como 100% waterless. Aunque en las fórmulas no utilicen agua, en el proceso de producción o en otras partes del negocio el agua se utiliza. Y tan importante es evitar el uso del agua en nuestras fórmulas como hacer un uso responsable del agua en el laboratorio. Por eso en Uzza Skincare preferimos decir que somos water-responsible. Somos conscientes de que este es un reto que debemos afrontar conjuntamente y que va más allá de dejar de utilizar agua en nuestros productos de belleza. En Uzza Skincare intentamos hacer un uso moderado y responsable del agua en todas las partes de nuestro negocio.

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.